jueves, 29 de agosto de 2013

Dos cositas rápidas y de mucho asco (es un decir, que ya va quedando menos capacidad de sorpresa), que ando con un poco de prisa y tal.

Primero: parece que han bloqueado la cuenta en Facebook de la revista Mongolia, después de que hicieran un comentario sobre las palabritas de ayer de Rafael Hernando, ilustre demócrata de toda la vida y notable bocazas.

Segundo: parece que el PP envió al juez uno de los ordenadores de Bárcenas después de extirparle el disco duro; la carcasa, vamos. Que, como poco, es una cosa fea y de mal talante.


Y así todo...

2 comentarios:

Alfred dijo...

Lo del ordenador de Bárcenas y el PP es el tipo de cosas que te pueden pasar cuando le pides amablemente a un sospechoso que te entregue las pruebas de su delito, en lugar de buscarlas tú mismo, por sorpresa, mediante el oportuno registro domiciliario.

O cuando una investigación no es una investigación, vaya, sino una farsa.

Por utilizar un símil que a ellos (los del PP) les gusta mucho... ¿alguien concibe que una vez localizado un piso franco de ETA, la policía en lugar de entrar a saco, con la correspondiente orden judicial, se hubiera limitado a solicitarle gentilmente a los etarras que les entregaran todas las pruebas incriminatorios que hubiese en su interior, en el plazo de varios días?

Pregunto...

fnaranjo dijo...

obvio, sí... pero lo que uno espera de una banda de delincuentes no lo espera del partido que gobierna el país...

bueno, espera...

oh...