martes, 20 de marzo de 2012

barba

Esto tan bonito que he leído hoy y que volveré a leer en próximos días como en un bucle, se titula El hombre que se dejó crecer la barba, lo firma Olivier Schrauwen y lo edita Fulgencio Pimentel. Y es, insisto, uno de los libros más sorprendentes y deslumbrantes que he leído en mucho tiempo. Pero mucho. 

Yo lo dejo aquí dicho, y ya otro día hablamos más despacio.

2 comentarios:

Pablo Auladell dijo...

Hay dos cosas que me han impresionado profundamente: una, este tebeo increíble, por supuesto. La otra, que me lo haya estado mirando/leyendo en el mismo día que usted.

fnaranjo dijo...

caramba...