miércoles, 16 de octubre de 2013

La ex-ministra Sinde ha quedado finalista en el Planeta de este año, y a estas horas la Red hierve. Que si será una mala novela. Que si dio ayudas a las editoriales cuando fue ministra. Que si defendió los derechos de los autores (sorprende que eso se considere censurable) y atacó las descargas ilegales. Que si las incompatibilidades (!!!!!!!!!!). Que si esa ley que ha quedado ya para la Historia con su apellido...

A mí lo que me pasma es que el Planeta siga generando estas polémicas de patio de vecinas, y que incluso se reproche a los ganadores falta de calidad literaria... cuando ya está asumido por todos que es un premio pactado y puramente comercial (en la peor acepción del término). Se trata de vender libros, muchos, esos libros que se regalan y que nunca se leen. Punto. Nada de literatura, nada de cultura, nada de nada. (Luego, algunos títulos se pueden leer, algunos buenos escritores se prestan al juego, que hay dinerito y la jubilación pinta mal...)

También me pasma esa cacería de la ex-ministra... A mí tampoco me cae bien, y no me parece que tuviera lo que hay que tener para llevar un ministerio, además. De su carrera como guionista poco puedo decir, porque creo que no he visto ninguna película que llevara su firma... Pero considerar que, porque las películas que se rodaron sobre guiones suyos fueran a lo mejor no muy buenas, esta novela va a ser un truño me parece un poquito alegre como planteamiento. Y simple. Mucho.

En fin, no sé. Que me da igual. Que venda mucho, que lo disfrute. Y que mejor hablamos de cosas con más enjundia, ¿no?

2 comentarios:

ed dijo...

favor con favor se paga, no?

fnaranjo dijo...

qué sé yo, igual sí... el asunto es que, en ese premio, todo está siempre pactado, entonces no es tan para rasgarse las vestiduras que lo de esta mujer también lo esté... creo...