sábado, 8 de febrero de 2014


Hoy, un Max apresurado ilustra el brindis por los bibliotecarios y bibliotecas públicas que hace Manuel Rodríguez Rivero (y que desde aquí secundamos, claro), mientras que Muñoz Molina dice cosas hermosas del invierno y hace un sorprendente requiebro para, además, celebrar la paralización de los planes de privatización de la sanidad en Madriz.

2 comentarios:

max dijo...

Apresurado sí lo es, pero es que además la web de El País ha mutilado mi dibujo de una manera incomprensible, cargándose su sentido y su gracia visual. Para verlo enterito:
http://max-elblog.blogspot.com.es/2014/02/sillon-de-orejas-318.html

francisco naranjo dijo...

sí, cuando vi la edición en papel (después de un rato, compro el periódico cuando salgo a por el pan) me di cuenta de que la imagen gana en intención con la parte inferior que los de la web mutilaron...

gracias por el aviso... y por la visita

:-)