martes, 22 de abril de 2014

Cansa ya la chulería de la señora Aguirre, y asquea ver a tantos opinantes y tertulianos (periodistas algunos, de hipotético prestigio) reírle las gracias a carcajadas, jalear sus dudosas ocurrencias, hacerle la pelota de la manera más grasienta... Y lo del arrebato torero asquea y cansa especialmente, porque incurre en todos los tópicos más manoseados de la discusión (toros sí/toros no) y hace sangre en lo más chabacano y demagógico del tema: lo de la españolidad, eso de que el toreo encierra los valores de lo español.

Lo dice Nacho Escolar, y yo lo aplaudo: si ellos son la patria, yo soy extranjero.