lunes, 28 de abril de 2014

de pobres...

Pocas cosas me aburren más que eso que en los telediarios y los debates de la televisión llaman El Desafío Soberanista, así, con mayúsculas, como El Monstruo del Lago Ness o el Abominable Hombre de las Nieves. (O La Amenaza Amarilla, no sé si me siguen.)

El señor Pérez Andújar, en este texto memorable, parece que anda igual de hastiado con la cosa... pero él, además, señala lo que de verdad importa.