domingo, 1 de junio de 2014

Me gusta mirar de vez en cuando el blog de Alfonso Zapico, siempre encuentro joyas chiquitas, de esas que se te quedan en la cabeza durante un tiempo.

Por ejemplo, esta de hoy.