domingo, 22 de junio de 2014

polvos y lodos

Íñigo Sáenz de Ugarte, que sabe de esto, reflexiona sobre el colosal jaleo irakí, de dónde viene y... bueno, ya veremos a dónde va...