jueves, 3 de enero de 2013

En la prensa hablan hoy del libro que edita Fulgencio Pimentel sobre Brassens, y que firma en el apartado gráfico Sfar. Un libro que me está gustando mucho porque es muy Sfar, casi desbocadamente Sfar. Y a mí me hace falta una inyección de vitamina Sfar cada poco, qué quieren...

Y también hablan de lo de Jan (y Tardi) rechazando premios institucionales... Una cosa, por cierto, que ha despertado un cierto revuelo casposo entre algunos lectores...

2 comentarios:

Rit dijo...

Tanto Sfar en negrita y tan seguido tiene un claro componente hipnótico. @_@

fnaranjo dijo...

ajá, sí... ¿funciona?