viernes, 1 de marzo de 2013

No sé si, de haberse muerto el Papa, habría habido tanta unanimidad a la hora de decir cosas bonitas de él y olvidar todo lo que no es bonito que hizo... o dejó hacer. 

Un poquito estomagado ya con el espectáculo...

2 comentarios:

Agustín dijo...

¿Un poquito estomagado? Más bien hasta los güevos

fnaranjo dijo...

yo es que hablo castellano antiguo...