domingo, 22 de julio de 2007

un resumen

De vuelta, en fin. Cansado y eso.

Les cuento.

Como ya sabrán, Luis Alberto de Cuenca y Álvaro Pons organizaron un curso en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, titulado El cómic: narrativa en imágenes. Entre otros ponentes (Yexus, Rafa Marín, Lorenzo Díaz, Jesús Cuadrado, Alicia Mariño, Jesús Moreno, Pere Joan, Agustín Oliver, los propios de Cuenca y Pons), me tocó a mí hablar de manga, cosa que hice el jueves pasado por la mañanita (alguna fotografía pueden ver por aquí abajo).

Había cuarenta alumnos matriculados (aunque no asistieran más de treinta a la vez en cada ponencia, claro), gente atenta que tomaba notas y, hacia el final, se mostró más interesada de lo que uno, en su pesimismo, esperaba. Entre ellos había, si no me equivoco, diez profesores; de primaria y de secundaria. Lo anoto aquí porque me parece importante: son ellos, los profesores, los que pueden introducir a los alumnos en el mundo de la lectura, y la Historieta no parece mala puerta de entrada. (De hecho, dos de ellos, un maestro de escuela y una profesora de instituto, comentaron con entusiasmo razonable que precisamente el manga les parecía una buena manera de enganchar a sus alumnos a la lectura...) Entre los demás había de todo, pero abundaba la curiosidad por el medio, que en muchos casos no conocían bien de antemano.

El señor Pons se reveló como un excelente anfitrión, atento siempre con todos pese a sus múltiples ocupaciones (¡gracias por todo, Álvaro!). Yexus y su chica también resultaron ser gente amable y entrañable con la que daba gusto charlar, al igual que Pere Joan, con el que tuve la suerte de compartir una última sobremesa ayer mismo, además del taxi que nos llevó a la estación a mí, al aeropuerto (después) a él. (Por desgracia, no coincidí con Marín, que se iba el mismo martes de mañana, mientras nosotros nos echábamos a la carretera... Otra vez será. De los demás no hablo porque ya los conocía, en algún caso casi de toda la vida... que son amigos de mucho tiempo.)

¿Qué más les cuento? Buen tiempo, unos bocadillos riquísimos de solomillo con queso de tetilla, calentitos y crujientes. Un brazo incorrupto y de color caramelo en la catedral (bueno, y un grial, o así, ya saben). Un par de arroces razonables, el olor peculiar de la ciudad. Coincidir con Micharmut y Sento, charlar de todo y de nada. Un sol de justicia y tiburones, y pingüinos, y belugas, y morsas.

Y la sensación de que estas cosas, después de todo, sí que sirven. Eso me pareció durante el coloquio posterior a mi cosa del manga (me perdí, sí; me dispersé, fui impreciso y a veces confuso, pero luego hablamos todos durante sus buenos cuarenta minutos).

Se acabó, en fin. Vuelve uno a Madriz con dos muertes en los periódicos: Fontanarrosa, del que leí hace ya muchos años su trabajo en El Papus y que descubrí hace muy poco que escribió para Les Luthiers, y el señor Polanco, caramba... Y con un jaleo inverosímil y desquiciado en torno a censuras de quiosco que es para no creérselo...

¿Por aquí qué tal?

8 comentarios:

pilar dijo...

un buen resumen, sí señor. Unos días intensos e interesantes por lo que cuentas. Fíjate, que yo pensaba que te ibas de vacaciones vacaciones...

Por aquí...lo que comentas: tema censura, muerte de Polanco y poco más
;)

fnaranjo dijo...

Bueno, casi vacaciones-vacaciones...

aurich dijo...

¡¡¡me alegra que todo fuese bien!!!

ahora de vuelta en madrid... al menos ha bajado un poco la temperatura ;)

fnaranjo dijo...

¡Hola! Acabo de pasarme por tu casa (por las dos). Qué casualidad...

Menos mal que ha bajado la temperatura, sí...

:)

maria josé dijo...

Pingüinos en Valencia!
Sabía que todo iría bien. Y me alegro!
Un viajecito, además, no viene mal de vez en cuando...
Bienvenido!

fnaranjo dijo...

¡Gracias!

:)

Luis de Luis dijo...

¿Lidiaron bien usted y resto de la cuadrilla?
¿Se dejaron los toros?
¿Embistieron con nobleza?
¿Se les toreo con arte?

:)

fnaranjo dijo...

Fuimos toreados con bastante arte, debo admitirlo...

;)