miércoles, 9 de abril de 2008

lluvias


Se habrán dado cuenta: ha llovido como si el mundo se acabara mañana, y tuviera que acabarse empapado. Qué barbaridad...

Eso sí, a cambio he tenido un par de paseítos bien agradables. Y el cielo ha estado, mientras no escupía agua, bonito de verdad, con esas nubes de película gótica y ese viento de historia de espías...



(Y, no sé si a cambio, las cosas se siguen desmoronando en el trabajo... Mañana empieza un breve jolgorio público y callejero para denunciar que eso es un cachondeo... pero no tengo claro que vaya a servir para nada. Un asco, en fin.)