domingo, 21 de enero de 2007

para niños



Un libro que adapta viejos cuentos de los hermanos Grimm, editado por Beascoa con un derroche de papel satinado y tapa dura. Me costó encontrarlo, no se vayan a pensar.

Lo buscaba por los santos, ya imaginarán: del gran Jali, que no abandona aquí sus referentes gráficos, pero que les añade la audacia colorista de Calatayud para construir retazos de un mundo azucarado y cristalino que contagia optimismo.

Jali tiene que ponerse a hacer algo de peso. Es urgente que se embarque en una historia que le obligue a darlo todo, una historia que le suponga un desafío permanente, una historia que le permita ahondar en su mundo particular, desarrollarlo, explorarlo. Una historia que nos lleve de la mano y nos deje perdidos en el bosque, a la espera de encontrarnos con Hansel y Gretel, con el Lobo Feroz, con nuestra sombra extraviada.

En la espera, este libro supone una alegría para los ojos. No es poco.

3 comentarios:

Tha (la mínima) dijo...

¡Me lo apunto!

jali dijo...

usted siempre tan amable

le debo un comic.
espero q pronto lo disfrute

fnaranjo dijo...

Ah, vale... quedamos en eso, entonces...
:)